04 |

PhD RESEARCH  INVESTIGACIÓN DE DOCTORADO


I finished my PhD at Carnegie Mellon University in the Transition Design program in May 2022. My research interests lie in the intersection of design, public policy creation and implementation, and design education.

Dissertation Title:
Building a Systemic Understanding of Public Service & Innovation through Design Pedagogy

Abstract:
Public and social innovation laboratories (PSI labs) within governments have opened practice opportunities for designers, gaining traction through self-defined design-led methods and approaches. In Latin America, design-led PSI labs have also developed extensively in the past decade. However, the region’s past and present context make the relationship between public innovation and design distinct from those in other world regions. The divergence comes mainly from a shift in economic paradigms from the 1970s to the 1990s that reconditioned the relationship between the state and the production of artifacts and services to fulfill locally defined needs versus conditions characterized by a globalized economy.

Through a historical review and theoretical framing, encompassing action research and grounded theory perspective, I research the role of designers within the Mexican context. My participation in a government innovation-oriented project in Mexico City (the city’s taxi app called Mi Taxi), and interviews and surveys with designers working in this realm, informed and guided the process. The framing and grounding of the research in a particular theoretical and geographic territory made it possible for qualitative methods to inform insights and contributions. Interviews and surveys were conducted and then coded to create higher-level conceptual categories that derived into a set of singular and actionable characteristics that were then used to develop a curricular approach to developing design proposals for complex public problems. Finally, using future-oriented methods, I extrapolate the possibilities in the present towards future options based on the insights gained from the qualitative data collection.

I argue the need to approach design for public innovation and policy environments as a contextual practice, not a creative approach from a policy perspective, nor a socially engaged design application. Instead, I propose seeing it as an emergent practice where policy development and design processes overlap. Accountability, impact, and ethical considerations are crucial in design but gain weight in a public realm context as the work impacts citizens’ lives at different scales.

I propose a future pedagogical approach to public innovation by developing a higher-education course curriculum to prompt alternative forms of addressing these problems than the current status quo. Therefore, an area of opportunity opens for designers with different specializations interested in moving away from the traditional industry-based practice and keen on thinking about transformation and transitions within a policy context and a public institution’s backdrop.

The reassessment of the state and its government operationality is at the crux of possibilities focused on more sustainable and equitable futures. As problematic as the conceptualization of the nation-state can be, there is no denying that we are presently subject to its regulations and public policies. Public institutions need to transition towards ones that respond more accurately to the human needs of the twenty-first century. Designers in the public realm can significantly influence this achievement. Processes that provide an alternative visualization of complex issues can support thinking about them and intervening differently. 
Terminé mi doctorado en la Universidad Carnegie Mellon en el programa de Diseño de Transición en mayo de 2022. Mi investigación se encuentra en la intersección del diseño, la creación e implementación de políticas públicas y la pedagogía del diseño.

Título de la disertación:
Construyendo una comprensión sistémica del servicio público y la innovación a través de la pedagogía del diseño

Resumen:
Los laboratorios de innovación pública y social (PSI labs) dentro de los gobiernos han abierto oportunidades de práctica para las y los diseñadores, ganando terreno a través del uso de métodos y enfoques basados en el diseño. En América Latina, los PSI labs dirigidos por el diseño también se han desarrollado ampliamente en la última década. Sin embargo, el contexto pasado y presente de la región hace que la relación entre la innovación pública y el diseño sea diferente a la de otras regiones del mundo. La divergencia proviene principalmente de un cambio en los paradigmas económicos de la década de 1970 a la de 1990. Este cambio condicionó la relación entre el estado y la producción de artefactos y servicios para satisfacer las necesidades definidas localmente frente a las condiciones caracterizadas por una economía cada vez más globalizada.

A través de una revisión histórica y un marco teórico que abarca la investigación acción y el uso de la teoría fundamentada, investigo el papel de los diseñadores en el contexto mexicano. Mi participación en un proyecto gubernamental guiado por la innovación en la Ciudad de México (la aplicación de taxis, Mi Taxi), y entrevistas y encuestas con diseñadores que trabajan en este ámbito, informaron y guiaron el proceso. El cimentar la investigación en un territorio teórico y geográfico específico hizo posible que los métodos cualitativos informaran el desarrollo de ideas nuevas y contribuciones. Se realizaron entrevistas y encuestas y luego se codificaron para crear categorías conceptuales que derivaron en un conjunto de características singulares y procesables que luego se usaron para desarrollar un enfoque curricular que fomentara propuestas de diseño para la mitigación de problemas públicos complejos.

Argumento la necesidad de abordar el diseño para la innovación pública y los entornos de políticas como una práctica contextual, no como un enfoque creativo desde una perspectiva política, ni como una aplicación de diseño socialmente comprometido. En cambio, propongo verlo como una práctica emergente donde los procesos de desarrollo y diseño de políticas se superponen. La rendición de cuentas, el impacto y las consideraciones éticas son cruciales en el diseño, pero ganan peso en un contexto de ámbito público, ya que el trabajo afecta directamente la vida de las y los ciudadanos a diferentes escalas.

Propongo un enfoque pedagógico para la innovación pública mediante el desarrollo de cursos de educación superior que impulsan formas alternativas de abordar problemas públicos. Por lo tanto, se abre un área de oportunidad para diseñadores con diferentes especializaciones interesados en alejarse de la práctica tradicional basada en la industria privada y entusiastas de apoyar transformaciones y transiciones dentro de un contexto político o de una institución pública como telón de fondo.

La reevaluación del estado y su operatividad gubernamental está en el quid de las posibilidades enfocadas en futuros más sostenibles y equitativos. Por más problemática que pueda ser la conceptualización del estado-nación, no se puede negar que actualmente estamos sujetos a sus regulaciones y políticas públicas. Las instituciones públicas necesitan transitar hacia otras que respondan con mayor precisión a las necesidades humanas del siglo XXI. Las y los diseñadores en el ámbito público pueden influir significativamente en este logro. Los procesos que brindan una visualización alternativa de problemas complejos pueden ayudar a pensar en ellos, y proponer intervenciones, de manera diferente.